Otro

5 formas de mejorar la salsa de tomate comprada en la tienda (presentación de diapositivas)

5 formas de mejorar la salsa de tomate comprada en la tienda (presentación de diapositivas)



We are searching data for your request:

Forums and discussions:
Manuals and reference books:
Data from registers:
Wait the end of the search in all databases.
Upon completion, a link will appear to access the found materials.

5 formas de mejorar la salsa de tomate comprada en la tienda

Will Budiaman

Para que una salsa más abundante se convierta en una comida, agregue carne molida como pollo, pavo o salchicha.

Agregar carne

Will Budiaman

Para que una salsa más abundante se convierta en una comida, agregue carne molida como pollo, pavo o salchicha.

Agregar verduras

Shutterstock / Kazoka

Agregar verduras, incluso tomates enteros, le da a la salsa una textura más interesante, y agregar productos como berenjena o pimiento, realmente realza el sabor.

Agregar queso

La adición de queso a una salsa lo cambia todo. Espesa la salsa y le da un sabor más atrevido. Recomendamos agregar ricotta, parmesano o pecorino, pero siéntase libre de agregar su favorito.

Agregue hierbas o especias

iStock / Thinkstock

¿Como una pequeña patada? Agregue un poco de pimienta de cayena o hojuelas de chile rojo. ¿Quieres una salsa más herbácea? Toma un poco de albahaca fresca u orégano. Agregar un poco de ajo fresco o salteado también resaltará los sabores que ya están en la salsa.

Agregar otros líquidos

Shutterstock / BW Folsom

La salsa picante es una gran adición a una base de tomate: los dos parecen ir de la mano. Piense en un Bloody Mary y verá lo que queremos decir. O, agregar crema espesa le dará a la salsa una textura más espesa y cremosa, y si agrega un chorrito de vodka a eso, ¡voilà! Tienes salsa de vodka.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, en serio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada), no significa que tenga que saber menos que la casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y mezcle con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, de modo que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agregue un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchicha italiana caliente en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple afeitado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, en serio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada), no significa que tenga que saber menos que la casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y mezcle con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, de modo que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agrega un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchicha italiana caliente en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple raspado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, enserio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada) no significa que tenga que saber menos que la comida casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y mezcle con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, de modo que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agregue un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchicha italiana caliente en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple raspado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, en serio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada) no significa que tenga que saber menos que la comida casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y mezcle con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, para que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agregue un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchicha italiana caliente en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple raspado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, en serio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada), no significa que tenga que saber menos que la casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y mezcle con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, para que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agregue un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchichas italianas calientes en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple afeitado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, en serio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada) no significa que tenga que saber menos que la comida casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y revuelva con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una vinagreta simple y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle en la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, de modo que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

En lugar de servir pan junto con su sopa, intente cubrirlo con picatostes abundantes. Tostar o asar a la parrilla algunos trozos de pan rústico, o freír el pan sobrante en mantequilla marrón para obtener un sabor tostado a nuez antes de cortarlo en cubos.

Sabrosa sopa de tomate Tom & # 39s con crutones de mantequilla marrón

¿Quieres que ese plato de sopa te llene más? Agregue un huevo escalfado para obtener una buena dosis de proteína. Un toque de comino y chile y una pizca de hierbas frescas lo llevarán al territorio shakshuka.

Shakshuka

Si prefiere un enfoque más sustancioso, intente saltear salchicha italiana caliente en la olla antes de verter la sopa. Cocine a fuego lento hasta que la salchicha esté cocida y la sopa esté impregnada de un rico y picante sabor. Termine con albahaca fresca y una pizca de parmesano.

¿Prefieres el sabor del mar? Intente hacer un cioppino rápido agregando cangrejo fresco, ajo y hierbas frescas a la sopa de tomate preparada. ¿Tienes apio o hinojo? ¡Agregue eso también!

Sopa de tomate, hinojo y cangrejo

Otra forma rápida de agregar una tonelada de profundidad a su tazón es con un chorrito de aceite aromatizado. ¿No tienes ninguno a mano? Siga este método fácil para hacer un aceite de ajo lleno de sabor en menos de 5 minutos: combine 1/2 taza de aceite de oliva 4 dientes de ajo machacados medianos, y 1 a 1 1/2 cucharadita. de tu hierba o especia favorita (como hojuelas de pimiento rojo triturado, comino u orégano seco) en una sartén pequeña. Caliente suavemente a fuego medio-bajo, revolviendo con frecuencia, hasta que el ajo esté crujiente y dorado y los aromáticos liberen su fragancia, aproximadamente 3-5 minutos. El aceite terminado se puede almacenar en un recipiente hermético, refrigerado, hasta por 1 mes.

Aceite de ajo tostado

Si prefiere una sopa de tomate cremosa, intente agregar una crema con sabor en lugar de (o además) de ese aceite. Para obtener la máxima riqueza, pruebe una crema de parmesano, esa crema espesa que ha sido mejorada con la bondad salada del queso parmesano. Para algo más ligero, opte por una crema de hierbas, como una crema agria de cebollino picante o una crema de limón brillante y refrescante.

Sopa de pimiento rojo asado con crema de naranja

El aderezo más clásico para la sopa de tomate, un simple raspado de queso parmesano o pecorino, junto con unas cuantas grietas de pimienta negra fresca, es realmente todo lo que necesita para elevar un tazón de básico a increíblemente delicioso. ¿Tienes un poco más de tiempo libre? Pruebe estas sencillas obleas de parmesano, que también son excelentes combinaciones para ensaladas.


10 formas sencillas de mejorar la sopa de tomate preparada

Hay días en los que tengo ganas de volver a casa para hacer hamburguesas vegetarianas o falafel horneado o un pollo asado entero después del trabajo. Y hay días en los que no lo hago. Como, enserio don & # x27t. Algunas noches, lo único que puedo hacer es hacer un sándwich de huevo frito (# bendito) o calentar un plato de sopa de tomate.

Pero el hecho de que la cena venga de una caja (tiendo a preferir la sopa de tomate del Pacífico en caja en lugar de la comida enlatada), no significa que tenga que saber menos que la casera. Cada vez que caliento un tazón, siempre agrego algo especial, ya sea un chorrito de aceite con ajo y chile o una pizca de nueces tostadas y hierbas frescas, para darle a la sopa un sabor fresco y una sensación casera. ¿Busca una manera fácil de animar su sopa de tomate? Aquí tienes 10 ideas:

Toma una página de Mis nuevas raíces la autora Sarah Britton y recurra a las hierbas siempre que necesite una forma sencilla de preparar una olla de sopa. Este ingrediente simple y económico puede transformar literalmente su tazón de aburrido a vibrante en cuestión de segundos. Use una hierba para obtener un sabor distinto, pero si tiene más a mano, pique y revuelva con aceite para crear una salsa verde rápida o un pesto simple para colocar sobre la sopa como una salsa de hierbas para terminar.

Sopa de tomate de granja con pesto de rúcula

Agregue un poco de color verde brillante y frescura a su tazón cubriéndolo con un puñado de hojas de ensalada. Primero mezcle las verduras con una simple vinagreta y tendrá la mejor cena de sopa y ensalada de un tazón. Las verduras se marchitarán un poco a medida que las mezcle con la sopa caliente y el aderezo ayudará a sazonar y aclarar el plato.

Sopa De Tomate Con Rúcula, Crutones Y Pecorino

Otra forma sencilla de agregar sabor fresco a un plato de sopa es con nueces tostadas. Pruebe dukkah, una mezcla de nueces y semillas de Oriente Medio llena de especias, o manténgalo simple y tueste una nuez o semilla. Use lo que tenga a mano (almendras, avellanas, pistachos, semillas de girasol) y agregue una o dos especias (como pimentón o comino) para obtener aún más sabor. Haga un lote doble, para que tenga un poco a mano la próxima vez que esté haciendo sopa, luego espolvoree una cucharada encima de su tazón para obtener una bonita guarnición y una textura crujiente agradable.

Sopa de zanahoria asada con especias Dukkah y yogur

Instead of serving bread alongside your soup, try topping it with hearty croutons instead. Toast or grill a few pieces of rustic bread, or fry leftover bread in brown butter for a nutty, toasted flavor before cubing.

Tom's Tasty Tomato Soup with Brown Butter Croutons

Want to make that bowl of soup more filling? Add a poached egg for a hearty dose of protein. A touch of cumin and chile pepper and a sprinkling of fresh herbs will bring it into shakshuka territory.

Shakshuka

If youɽ rather take a meatier approach, try sautéing hot Italian sausage in the pot before pouring in the soup. Simmer until the sausage is cooked and the soup is infused with rich, spicy flavor. Finish with fresh basil and a sprinkling of Parmesan.

Prefer the flavor of the sea? Try making a quick cioppino by adding fresh crab, garlic, and fresh herbs to prepared tomato soup. Have some celery or fennel? Add that in too!

Tomato, Fennel, and Crab Soup

Another quick way to add a ton of depth to your bowl is with a drizzle of flavored oil. Don't have any on hand? Follow this easy method to make a flavor-packed garlic oil in less than 5 minutes: combine 1/2 cup olive oil, 4 medium crushed garlic cloves, y 1 to 1 1/2 tsp. de tu favorite herb or spice (such as crushed red pepper flake, cumin, or dried oregano) in a small sauté pan. Gently warm over medium-low heat, stirring often, until the garlic is crispy and golden brown and the aromatics release their fragrance, about 3-5 minutes. The finished oil can be stored in an airtight container, refrigerated, for up to 1 month.

Roasted-Garlic Oil

If you prefer a creamy tomato soup, try adding a flavored cream instead of (or in addition to) that oil. For maximum richness, try a Parmesan cream—that's heavy cream that's been enhanced with the salty goodness of Parmesan cheese. For something lighter, go for an herb cream, such as a tangy chive sour cream or a bright and refreshing lemon cream.

Roasted Red Pepper Soup with Orange Cream

The most classic of toppings for tomato soup, a simple shaving of Parmesan or Pecorino cheese—along with a few cracks of fresh black pepper—is really all you need to elevate a bowl from basic to stunningly delicious. Have a little more time on your hands? Try these simple Parmesan wafers, which also make great salad toss-ins.


10 Simple Ways to Upgrade Prepared Tomato Soup

There are days when I feel like heading home to make veggie burgers or baked falafel or a whole roast chicken after work. And there are days when I don't. Like, seriously don't. Some nights, all I can manage is to make a fried egg sandwich (#blessed) or heat up a bowl of tomato soup.

But just because dinner comes from a box (I tend to prefer boxed Pacific tomato soup rather than the canned stuff), doesn't mean it has to taste less than homemade. Whenever I heat up a bowl, I always add something special—whether it's a drizzle of garlic-chile infused oil or a sprinkling of toasted nuts and fresh herbs—to give the soup fresh flavor and a home-cooked feel. Looking for an easy way to jazz up your tomato soup? Here are 10 ideas:

Take a page from My New Roots author Sarah Britton and turn to herbs whenever you need a simple way to perk up a pot of soup. This simple, and cheap, ingredient can literally transform your bowl from boring to vibrant in a matter of seconds. Use one herb for distinct flavor, but if you have more on hand, rough chop and stir together with oil to create a quick salsa verde or simple pesto to spoon over the soup as an herby finishing sauce.

Farmstand Tomato Soup with Arugula Pesto

Add some bright green color and freshness to your bowl by topping it with a handful of salad greens. Toss the greens with a simple vinaigrette first and you'll have the ultimate one-bowl soup-and-salad supper. The greens will wilt slightly as you stir them into the hot soup and the dressing will help season and brighten the dish.

Tomato Soup with Arugula, Croutons, and Pecorino

Another simple way to add fresh flavor to a bowl of soup is with toasted nuts. Try out dukkah—a spice-packed Middle Eastern nut and seed blend—or keep it simple and just toast one nut or seed. Use whatever you have on hand—almonds, hazelnuts, pistachios, sunflower seeds—adding a spice or two (such as paprika or cumin) for even more flavor. Make a double batch , so you have some on hand the next time you're making soup, then sprinkle a spoonful on top of your bowl for a pretty garnish and nice crunchy texture.

Roasted Carrot Soup with Dukkah Spice and Yogurt

Instead of serving bread alongside your soup, try topping it with hearty croutons instead. Toast or grill a few pieces of rustic bread, or fry leftover bread in brown butter for a nutty, toasted flavor before cubing.

Tom's Tasty Tomato Soup with Brown Butter Croutons

Want to make that bowl of soup more filling? Add a poached egg for a hearty dose of protein. A touch of cumin and chile pepper and a sprinkling of fresh herbs will bring it into shakshuka territory.

Shakshuka

If youɽ rather take a meatier approach, try sautéing hot Italian sausage in the pot before pouring in the soup. Simmer until the sausage is cooked and the soup is infused with rich, spicy flavor. Finish with fresh basil and a sprinkling of Parmesan.

Prefer the flavor of the sea? Try making a quick cioppino by adding fresh crab, garlic, and fresh herbs to prepared tomato soup. Have some celery or fennel? Add that in too!

Tomato, Fennel, and Crab Soup

Another quick way to add a ton of depth to your bowl is with a drizzle of flavored oil. Don't have any on hand? Follow this easy method to make a flavor-packed garlic oil in less than 5 minutes: combine 1/2 cup olive oil, 4 medium crushed garlic cloves, y 1 to 1 1/2 tsp. de tu favorite herb or spice (such as crushed red pepper flake, cumin, or dried oregano) in a small sauté pan. Gently warm over medium-low heat, stirring often, until the garlic is crispy and golden brown and the aromatics release their fragrance, about 3-5 minutes. The finished oil can be stored in an airtight container, refrigerated, for up to 1 month.

Roasted-Garlic Oil

If you prefer a creamy tomato soup, try adding a flavored cream instead of (or in addition to) that oil. For maximum richness, try a Parmesan cream—that's heavy cream that's been enhanced with the salty goodness of Parmesan cheese. For something lighter, go for an herb cream, such as a tangy chive sour cream or a bright and refreshing lemon cream.

Roasted Red Pepper Soup with Orange Cream

The most classic of toppings for tomato soup, a simple shaving of Parmesan or Pecorino cheese—along with a few cracks of fresh black pepper—is really all you need to elevate a bowl from basic to stunningly delicious. Have a little more time on your hands? Try these simple Parmesan wafers, which also make great salad toss-ins.


10 Simple Ways to Upgrade Prepared Tomato Soup

There are days when I feel like heading home to make veggie burgers or baked falafel or a whole roast chicken after work. And there are days when I don't. Like, seriously don't. Some nights, all I can manage is to make a fried egg sandwich (#blessed) or heat up a bowl of tomato soup.

But just because dinner comes from a box (I tend to prefer boxed Pacific tomato soup rather than the canned stuff), doesn't mean it has to taste less than homemade. Whenever I heat up a bowl, I always add something special—whether it's a drizzle of garlic-chile infused oil or a sprinkling of toasted nuts and fresh herbs—to give the soup fresh flavor and a home-cooked feel. Looking for an easy way to jazz up your tomato soup? Here are 10 ideas:

Take a page from My New Roots author Sarah Britton and turn to herbs whenever you need a simple way to perk up a pot of soup. This simple, and cheap, ingredient can literally transform your bowl from boring to vibrant in a matter of seconds. Use one herb for distinct flavor, but if you have more on hand, rough chop and stir together with oil to create a quick salsa verde or simple pesto to spoon over the soup as an herby finishing sauce.

Farmstand Tomato Soup with Arugula Pesto

Add some bright green color and freshness to your bowl by topping it with a handful of salad greens. Toss the greens with a simple vinaigrette first and you'll have the ultimate one-bowl soup-and-salad supper. The greens will wilt slightly as you stir them into the hot soup and the dressing will help season and brighten the dish.

Tomato Soup with Arugula, Croutons, and Pecorino

Another simple way to add fresh flavor to a bowl of soup is with toasted nuts. Try out dukkah—a spice-packed Middle Eastern nut and seed blend—or keep it simple and just toast one nut or seed. Use whatever you have on hand—almonds, hazelnuts, pistachios, sunflower seeds—adding a spice or two (such as paprika or cumin) for even more flavor. Make a double batch , so you have some on hand the next time you're making soup, then sprinkle a spoonful on top of your bowl for a pretty garnish and nice crunchy texture.

Roasted Carrot Soup with Dukkah Spice and Yogurt

Instead of serving bread alongside your soup, try topping it with hearty croutons instead. Toast or grill a few pieces of rustic bread, or fry leftover bread in brown butter for a nutty, toasted flavor before cubing.

Tom's Tasty Tomato Soup with Brown Butter Croutons

Want to make that bowl of soup more filling? Add a poached egg for a hearty dose of protein. A touch of cumin and chile pepper and a sprinkling of fresh herbs will bring it into shakshuka territory.

Shakshuka

If youɽ rather take a meatier approach, try sautéing hot Italian sausage in the pot before pouring in the soup. Simmer until the sausage is cooked and the soup is infused with rich, spicy flavor. Finish with fresh basil and a sprinkling of Parmesan.

Prefer the flavor of the sea? Try making a quick cioppino by adding fresh crab, garlic, and fresh herbs to prepared tomato soup. Have some celery or fennel? Add that in too!

Tomato, Fennel, and Crab Soup

Another quick way to add a ton of depth to your bowl is with a drizzle of flavored oil. Don't have any on hand? Follow this easy method to make a flavor-packed garlic oil in less than 5 minutes: combine 1/2 cup olive oil, 4 medium crushed garlic cloves, y 1 to 1 1/2 tsp. de tu favorite herb or spice (such as crushed red pepper flake, cumin, or dried oregano) in a small sauté pan. Gently warm over medium-low heat, stirring often, until the garlic is crispy and golden brown and the aromatics release their fragrance, about 3-5 minutes. The finished oil can be stored in an airtight container, refrigerated, for up to 1 month.

Roasted-Garlic Oil

If you prefer a creamy tomato soup, try adding a flavored cream instead of (or in addition to) that oil. For maximum richness, try a Parmesan cream—that's heavy cream that's been enhanced with the salty goodness of Parmesan cheese. For something lighter, go for an herb cream, such as a tangy chive sour cream or a bright and refreshing lemon cream.

Roasted Red Pepper Soup with Orange Cream

The most classic of toppings for tomato soup, a simple shaving of Parmesan or Pecorino cheese—along with a few cracks of fresh black pepper—is really all you need to elevate a bowl from basic to stunningly delicious. Have a little more time on your hands? Try these simple Parmesan wafers, which also make great salad toss-ins.


10 Simple Ways to Upgrade Prepared Tomato Soup

There are days when I feel like heading home to make veggie burgers or baked falafel or a whole roast chicken after work. And there are days when I don't. Like, seriously don't. Some nights, all I can manage is to make a fried egg sandwich (#blessed) or heat up a bowl of tomato soup.

But just because dinner comes from a box (I tend to prefer boxed Pacific tomato soup rather than the canned stuff), doesn't mean it has to taste less than homemade. Whenever I heat up a bowl, I always add something special—whether it's a drizzle of garlic-chile infused oil or a sprinkling of toasted nuts and fresh herbs—to give the soup fresh flavor and a home-cooked feel. Looking for an easy way to jazz up your tomato soup? Here are 10 ideas:

Take a page from My New Roots author Sarah Britton and turn to herbs whenever you need a simple way to perk up a pot of soup. This simple, and cheap, ingredient can literally transform your bowl from boring to vibrant in a matter of seconds. Use one herb for distinct flavor, but if you have more on hand, rough chop and stir together with oil to create a quick salsa verde or simple pesto to spoon over the soup as an herby finishing sauce.

Farmstand Tomato Soup with Arugula Pesto

Add some bright green color and freshness to your bowl by topping it with a handful of salad greens. Toss the greens with a simple vinaigrette first and you'll have the ultimate one-bowl soup-and-salad supper. The greens will wilt slightly as you stir them into the hot soup and the dressing will help season and brighten the dish.

Tomato Soup with Arugula, Croutons, and Pecorino

Another simple way to add fresh flavor to a bowl of soup is with toasted nuts. Try out dukkah—a spice-packed Middle Eastern nut and seed blend—or keep it simple and just toast one nut or seed. Use whatever you have on hand—almonds, hazelnuts, pistachios, sunflower seeds—adding a spice or two (such as paprika or cumin) for even more flavor. Make a double batch , so you have some on hand the next time you're making soup, then sprinkle a spoonful on top of your bowl for a pretty garnish and nice crunchy texture.

Roasted Carrot Soup with Dukkah Spice and Yogurt

Instead of serving bread alongside your soup, try topping it with hearty croutons instead. Toast or grill a few pieces of rustic bread, or fry leftover bread in brown butter for a nutty, toasted flavor before cubing.

Tom's Tasty Tomato Soup with Brown Butter Croutons

Want to make that bowl of soup more filling? Add a poached egg for a hearty dose of protein. A touch of cumin and chile pepper and a sprinkling of fresh herbs will bring it into shakshuka territory.

Shakshuka

If youɽ rather take a meatier approach, try sautéing hot Italian sausage in the pot before pouring in the soup. Simmer until the sausage is cooked and the soup is infused with rich, spicy flavor. Finish with fresh basil and a sprinkling of Parmesan.

Prefer the flavor of the sea? Try making a quick cioppino by adding fresh crab, garlic, and fresh herbs to prepared tomato soup. Have some celery or fennel? Add that in too!

Tomato, Fennel, and Crab Soup

Another quick way to add a ton of depth to your bowl is with a drizzle of flavored oil. Don't have any on hand? Follow this easy method to make a flavor-packed garlic oil in less than 5 minutes: combine 1/2 cup olive oil, 4 medium crushed garlic cloves, y 1 to 1 1/2 tsp. de tu favorite herb or spice (such as crushed red pepper flake, cumin, or dried oregano) in a small sauté pan. Gently warm over medium-low heat, stirring often, until the garlic is crispy and golden brown and the aromatics release their fragrance, about 3-5 minutes. The finished oil can be stored in an airtight container, refrigerated, for up to 1 month.

Roasted-Garlic Oil

If you prefer a creamy tomato soup, try adding a flavored cream instead of (or in addition to) that oil. For maximum richness, try a Parmesan cream—that's heavy cream that's been enhanced with the salty goodness of Parmesan cheese. For something lighter, go for an herb cream, such as a tangy chive sour cream or a bright and refreshing lemon cream.

Roasted Red Pepper Soup with Orange Cream

The most classic of toppings for tomato soup, a simple shaving of Parmesan or Pecorino cheese—along with a few cracks of fresh black pepper—is really all you need to elevate a bowl from basic to stunningly delicious. Have a little more time on your hands? Try these simple Parmesan wafers, which also make great salad toss-ins.